sábado, 7 de febrero de 2015

PINTORES FAMOSOS DE ANDALUCÍA 2: BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO


                   BARTOLOMÉ ESTEBAN MURILLO (1617-1682)

                                                             Sevilla en el S XVII

    Pintor que nació en Sevilla en diciembre de 1617 en el seno de una gran familia de catorce hermanos de la que era el más pequeño. Cuando tenía diez años murieron sus padres, Gaspar y Ana, por lo que se quedó al cuidado de su hermana mayor Ana. Vivió con ella, su marido y sus tres hijos. El marido de su hermana, Juan Agustín Lagares que era barbero cirujano , cuidó de él como si fuera un hijo más. La buena situación de su cuñado le permitió gozar de una infancia y juventud sin pasar necesidades económicas.

    Con casi dieciséis años, entra como aprendiz en el taller del pintor Juan del Castillo, donde permanecería cinco años hasta que Castillo deja Sevilla. La elección de Castillo como maestro se debió a vínculos de familia, ya que estaba casado con una prima hermana de Murillo.

    Parece que estuvo a punto de ir a América con parte de su familia y también de viajar a Italia pero estos planes no se llevaron a cabo y Murillo permaneció en Sevillla durante toda su vida a excepción de algún viaje que realizó a Madrid, donde fue recibido por Velázquez y pudo admirar las grandes colecciones de pinturas reales.
    Con veintisiete años se casa con Beatriz Cabrera y Villalobos y tuvieron 9 hijos aunque solo sobrevivieron cuatro a consecuencia de la peste. Beatriz murió en el último parto y Murillo nunca más volvió a casarse.
      
    Autorretrato
    National Gallery, Londres

    Poco a poco se convirtió en el pintor más famoso de Sevilla. Su principal clientela era la Iglesia, quien gozaba de más dinero en aquella época, así que su economía era muy buena y se fue haciendo cada vez más rico. Cambió numerosas veces de casa en función de sus necesidades de ampliar su taller y estar más cerca de las iglesias de las que recibía los encargos.

                                                      Santa Justa y Santa Rufina
                                                         Museo Provincial, Sevilla.

                                                    Sagrada Familia del pajarito
                                                       Museo del Prado, Madrid.
    Inmaculada Concepción del Escorial
     Museo del Prado, Madrid.

    El tema principal de sus cuadros es religioso y también de escenas costumbristas donde suelen aparecer niños del pueblo.

                                           Dos niños comiendo melón y uvas
                                                          Alte Pinakothek, Münich.


     Niños jugando a los dados.
    Bayerisches Nationalmuseum (Munich)

    En 1660 creó una Academia de pintura en Sevilla donde se perfeccionaban los pintores, escultores y retablistas. Los dos primeros presidentes de la misma fueron Francisco Herrera el Joven y Murillo y luego Sebastián de Llanos Valdés, a quien sucedería Valdés Leal. El motivo por el que Murillo abandó la Academia fueron las diferencias con Valdés Leal, pues al parecer no podía soportar su carácter arrogante.
    Su último encargo fue un retablo para el altar mayor de la Iglesia de los Capuchinos de Cádiz, aunque no pudo terminarlo pues tuvo un grave accidente al caerse de un andamio, que provocó su muerte pocos meses después en 1682.

    Su última voluntad fue ser enterrado en la Iglesia de Santa Cruz que estaba  en el barrio donde había vivido sus últimos años pero la invasión francesa destruyó la Iglesia y en su lugar construyeron una plaza, la actual plaza de Santa Cruz. Así que los restos de Murillo están enterrados debajo de la plaza sin que sepamos exactamente dónde.
Niño espulgándose
                                                              Museo del Louvre, París
Divino Pastor abrazando a un cordero
                                                 National Gallery, Londres, Reino Unido


video

GALERÍA DE CUADROS DE MURILLO 
EN EL MUSEO DEL PRADO... Pincha aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario